Ni una palabra

Ni una palabra

Nada.

No me dijiste nada,

ni una palabra,

ni un gesto,

ni una mirada.

Ya mi voluntad desarmada

ante la desesperación

de tu indiferencia decidí,

marchar a llorar mis penas

donde la soledad te abraza.

Me disponía a darte la espalda

con una solitaria lágrima asomando

en mis ojos vidriados, 

me sujetaste del brazo,

me giraste y sin una palabra me besaste en los labios,

en la cara,

mis lágrimas brotaron libremente de felicidad.

Nos abrazamos,

sin una palabra que pudiera estropear aquel de felicidad.

Poema de Antonio Caro Escobar

antoncaes.wordpress.com

Anuncios

Deja un comentario│Leave feedback

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s