A medio día

 A medio día cuando el sol más calentaba y la calima
caía salia a buscarte allá donde se pierde la vista,
el terreno árido se elevaba con el aire el polvo me
cegaba aún así en mi empeño no cejaba ya paso a paso
hasta ti me acercaba.
Me esperabas con la sonrisa en la cara te brillaban los
ojos y hacía mi corrías como si no me hubieras visto hacia
mil años y había sido esa mañana cuando juntos hasta allí
al cercado con las reses te había dejado.
Ladrabas y gemías entre mi piernas te metías para ser un
perro pastor eres parte de mi vida,
pasamos las horas y los días aquí perdidos,
sin otra compañía que yo la tuya y tu la mía.
Poema de Antonio Caro Escobar.
Anuncios

Un comentario en “A medio día

Deja un comentario│Leave feedback

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s